Online Poker Guide Guía de Poker

Contenidos

 Guía de Poker en Línea

Tu Banca

 ¿Que es la Banca?
 ¿Cuanto Necesito?
 Seguimiento
 Bonos
 Cuándo bajar y subir el límite


Los Juegos

 Limite
 Pot Limit/No Limit
 Torneos
 Torneos de una Mesa (STT)
 Torneos Multi-Mesa (MTT)
 Completo vs. Shorthanded (6-max)
 ¿Que debo Jugar?

Estudio

 Revisando tus Manos


Apéndices

 Glosario
 Tabla de Manos Iniciales (Hold 'em)
 Software Útil

¿Cuándo Subo mis Límites?

Así que has seguido (o eso espero) mis consejos y has empezado con €/$ 50, y has practicado tus habilidades desde las mesas con límites más bajos, y ahora crees que puedes ganar fácilmente en estos juegos. ¿Es la hora de buscar tierras más fértiles?

No existe ninguna respuesta clara para esto. A estas alturas ya estarás acostumbrado a recibir esta respuesta para casi cualquier pregunta relacionada con el poker, así que recibirla en un tema tan subjetivo como el cómo debes apostar, no debe ser ninguna sorpresa. Aun así, hay alguna guía que puedes usar como ayuda. Sugiero lo siguiente:

  • Si estás pensando en doblar el límite en el que juegas, deberías haber doblado antes tu banca. Tu banca – que es considerablemente más amplia de lo que cuesta sentarse en una mesa – es así por una razón; tiene que poder soportar las malas rachas. A veces tendrás una serie muy dolorosa de cartas, y tu banca está ahí para protegerte. Por ello, antes de pasar al siguiente límite deberías tener suficiente dinero.
  • Asegúrate de que has jugado muchas manos en el límite en el que estás. Esto es menos obvio que lo anterior, pero una vez que alcances el $0,25/$0,50, no deberías subir los límites hasta jugar un número determinado de manos. $0,25/$0,50 es un tanto arbitrario. Personalmente yo juego unas 10000 manos por nivel desde el $0,25/$0,50. Con un buen ratio de victorias esa es la cantidad de manos que deberías jugar antes de subir. Si estás retirando la mitad de tus ganancias (que recomiendo que hagas – básicamente por cada €/$200 te quedas €/$100 para ti), puedes tener que jugar unas 20000 manos o más.
  • No juegues en más de una mesa justo después de haber subido. Jugar en varias mesas a la vez es popular entre algunos jugadores. Mucha gente lo hace – aquellos que poseen suficiente habilidad para ganar en varias mesas a la vez incrementan su beneficio por hora. Pero, hay algún aspecto psicológico al subir de límite que me obliga a pedirte que tengas cuidado; específicamente el hecho de que el tamaño de las apuestas te puede intimidar. Es normal sentirse así, pero tienes que estar preparado. Juega como siempre, pero intenta evitar cometer errores, no juegues varias mesas. Si tienes una mala racha en tres mesas a la vez, puedes perder la mitad de tu dinero en muy poco tiempo.
  • Debes ser un jugador ganador en la mesa en la que estás en ese momento. Haber doblado tu banca no implica necesariamente ser un jugador ganador, puedes ser por ejemplo, un jugador medio que acaba de recibir un bono. Recuerda que según vayan subiendo los límites la competencia será más feroz. Si te cuesta obtener algo de beneficio en límites inferiores cuando subas posiblemente te conviertas en un perdedor. Ten esto en cuenta.

Es Mejor Progresar Lento Pero Seguro

Es bastante común ver jugadores experimentados – y profesionales – que sugieren probar o jugar en una mesa con límites muy grandes para progresar más rápidamente. Si tienes buenas cartas, obtendrás beneficios más grandes más rápidamente. Pero si pierdes, tendrás que volver a los límites inferiores durante más tiempo. ¿Lo recomiendo? No es para mí, de eso estoy seguro. Puedo ver la validez del argumento, pero por mi propio bien, quiero tener toda la experiencia que pueda antes de subir. Puede que pase bastante tiempo antes de llegar a límites en los que jugar al poker impacte mi nivel de vida, así que me siento cómodo progresando despacio pero seguro. Pero que cada uno haga lo que quiera, y si decides intentarlo te deseo la mejor de las suertes.

¿Cuándo Bajo mis Límites?

En ocasiones puede que decidas jugar en límites más bajos de lo que acostumbras por razones de selección de mesa (el arte de encontrar una mesa jugosa) – pero de eso no trata esta sección.

No Dejes Que Tu Ego Afecte Tu Progreso

Como al incrementar los límites, no hay una respuesta clara a cerca de cuando bajarlos. Tu banca puede verse mermada por la mala suerte, porque hayas sido derrotado - o una combinación de ambos – y te encuentres en un sitio en el que entrar en una mesa de repente sea una gran parte de tu banca. Aquí es cuando debes considerar bajar un peldaño, independientemente de por qué se haya evaporado el dinero.

Aunque hayas jugado todas las manos de forma experta, pero las cartas no te hayan acompañado, debes reconocer cuando es la hora de disminuir los límites. El no hacerlo nos llevará casi de forma segura a cometer errores y esa es la forma de conseguir que desaparezca tu dinero: te puedes encontrar jugando de forma muy pasiva (tienes miedo de no poder permitirte otra pérdida), o tirando faroles locos (porque quieres ganar parte de lo perdido), o experimentar otros impulsos altamente perjudiciales para lo que queda en tu banca.

Aquí Tienes Un Buen Principio Para Aplicar

Si necesitas una regla, te ofrezco lo siguiente: si caes por debajo de 150 BB de tu límite actual, baja. Reevalúa tu juego, léete un libro de poker, juega en una sola mesa a la vez. Tener una mala racha siempre afecta a nuestra confianza, y necesitarás esta confianza cuando te sientes en una mesa. 150 BB en una mesa de límites altos debería estar entre 225 y 300 BB en el límite inmediatamente inferior, y eso te debería durar durante un buen rato, aunque continúe la mala racha.

La Varianza Es Parte Del Juego. Aprende a Aceptarla

Tener una mala racha puede ser duro psicológicamente, pero a lo mejor hay algo de consuelo sabiendo que les pasa a todos los jugadores – a todos. Es inevitable. Por eso tenemos bancas de 300 BB. Respira hondo y deja el poker un rato, te sentirás mejor eventualmente. Releer algún libro de poker es una muy buena manera de reafirmar tu fe en el poco como un juego de habilidad, independientemente de cuanto quiera tu mente gritar que es solo suerte.

Esperemos que esta sección nunca te sea aplicable.