Online Poker Guide Guía de Poker

Contenidos

 Guía de Poker en Línea

Tu Banca

 ¿Que es la Banca?
 ¿Cuanto Necesito?
 Seguimiento
 Bonos
 Cuándo bajar y subir el límite


Los Juegos

 Limite
 Pot Limit/No Limit
 Torneos
 Torneos de una Mesa (STT)
 Torneos Multi-Mesa (MTT)
 Completo vs. Shorthanded (6-max)
 ¿Que debo Jugar?

Estudio

 Revisando tus Manos


Apéndices

 Glosario
 Tabla de Manos Iniciales (Hold 'em)
 Software Útil

Juegos No Limit y Pot Limit

Poker no-limit (comunmente abreviado como “NL”) significa justamente eso: puedes apostar sin límite. En cualquier momento, puedes desplazar todas tus fichas al centro de la mesa – normalmente llamado “ir all-in”, pero también conocido como “pushing” o “shoving”. Aunque no hay límite superior a cuanto puedas apostar, sí hay un límite inferior: tienes que subir por lo menos tanto como la apuesta anterior. Si nadie ha apostado todavía, la apuesta mínima debe ser del tamaño del “big blind”. Si alguien ya ha apostado, la apuesta mínima es tanto como el haya añadido – pero eres libre de ir “all-in” (en el caso de que tus fichas no sean suficientes para igualar su apuesta) si así lo deseas. Adherirse a estas reglas en juegos en línea es muy fácil; el software te detendrá de apostar muy poco si lo intentas, así que no puedes fallar.

Los juegos pot-limit (conocidos como “PL”, como habrás adivinado) también tienen un nombre bastante descriptivo; lo máximo que se te permite apostar en un juego pot-limit es tanto como haya en el bote (“pot”) – tan grande como sea el bote después de lo hayas visto. Algunos ejemplos son:

Si los “blinds” son 10/20, y tres jugadores igualan la apuesta y el “small blind” les sigue (5 jugadores), el bote será de 100. El primer jugador en actuar podrá apostar entre 20 y 100. ¿Tiene sentido verdad? Bueno, cuando no eres el primero en actuar se complica un poco:

Si los “blinds” son de 10 y 20, y alguien iguala la apuesta antes de que sea tu turno, esto hace que el total del bote sea 50 (10+20+20). Si tu “apuestas el bote en este punto” significará que lo subes a 90 – porque técnicamente has visto antes de subir, contrario a subirlo hasta 70. Piensa en ello como “20 y otros 70”, si te resulta más fácil – había 50 en el bote antes de que te llegara, necesitabas ver 20 antes de subir y el total del bote era entonces 70, que es cuanto se te permite apostar. Este párrafo resulta lógico si lo lees despacio y varias veces.

En cuanto a la apuesta mínima, las mismas reglas se aplican para pot-limit y no-limit, al igual que no-limit, el software se asegurará automáticamente de que no apuestes menos de lo que deberías, así que no necesitas preocuparte por ello. De hecho, muchos sitios tienen un botón de “apuesta el bote” disponible para estos juegos, que te muestra exactamente de cuánto es esa apuesta.

Las opciones en una mesa de no-limit. Puedo fold (pasar), call ($.10) (ver) o raise (subir). En esta imagen, he optado por subir hasta 6.75.

Merece la pena mencionar que a no ser que la mesa esté muy bien de fichas – que los jugadores tienen muchas fichas en comparación con el tamaño de los “blinds” (que en línea no suelen estar), los botes se harán suficientemente grandes en el “river” para ir “all-in”. Añadir también que a los juegos NL y PL se les conoce a veces como “big bet poker”.

¿Son estos juegos para ti? Es cuestión de preferencias. Yo quiero deshacer algunos mitos, en caso de que estén influyendo en tu decisión. Me referiré a ellos como no-limit, pero lo que digo es válido para pot-limit también.

No deberías jugar a no-limit solo porque pienses que es muy macho. ¿Crees que es ridículo pensar así? Tienes razón, lo es – pero créeme, hay mucha gente que piensa que el limit-poker es para cobardes.

Los juegos no-limit no están exentos de malos jugadores. A veces oigo quejas a cerca de como nunca pueden echar a alguien del “draw”, por mucho que apuesten o suban. La primera afirmación es cierta, la segunda no; habrá gente muy suelta pero otros no lo serán, como ocurre en limit.

No-limit es parte del ciclo natural por el que pasan los jugadores de poker. Esto es algo que yo veo mucho, el argumento “juega limit hasta que comprendas el juego luego ves a NL”. Recomiendo que cuando alguien empiece al poker lo haga con limit. Así que aunque estoy de acuerdo con la base del razonamiento, no lo estoy con la implicación de que el poker con límite solo es un camino que lleva al NL.

Ahora que hemos aclarado eso, ¿cuál es la realidad del no-limit? Bueno, puedes controlar el tamaño del bote, lo que te permite controlar las probabilidades de bote. Puedes manipular a la gente en formas que no son posibles con límite y tirar faroles muy dolorosos.

Por otro lado, puedes perder todas tus fichas en una mano, y puedes doblarla por pura suerte. Es un juego difícil, y posiblemente más que “limit poker”. Sin embargo, al ser más difícil, los jugadores pueden forzar a los principiantes a cometer más errores, lo que en esencia hace el juego más fácil – tal vez algo irónico. Me gusta verlo como que el no-limit le da a los jugadores malos más cuerda con la que colgarse. Merece la pena señalar que no-limit es el tipo de juego más común y popular para los torneos – sigue leyendo.

Siguiente: Torneos de Poker